El dia que decidi ir a que me rompieran el hocico

artes marciales mixtas

Así es, como lo leíste en el titulo, un día estaba haciendo un poco ejercicio en mi casa, siguiendo unos vídeos que explicaban un poco de como entrenaba Bruce Lee, realice la mayoría de los ejercicios, después de un rato cuando ya estaba cansado, me detuve, pero continué mirando el vídeo de Bruce Lee, en el vídeo, Bruce golpeaba al aire, hacia un poco de pateo, alguna que otra gracia que me hizo pensar, ¿que pasaría si un día salgo a la calle y me busco un pleito con cualquiera en la calle?, todo empeoraba al agregar que estaban de moda las artes marciales mixtas o MMA y todos querían ser peleadores.

¿Como inicio todo esto?

Siguiendo la linea del pensamiento inicial, obviamente me iban a pegar y yo no podría hacer absolutamente nada, entonces pensé en una escena un poco mas real para mi, que pasaría si un día me veo involucrado en alguna pelea, aunque no la haya provocado yo, el final seria el mismo, yo acabaría muy mal.

Estúpidamente pensé que buscar vídeos en Youtube sobre artes marciales o defensa personal me ayudaría de algo, lo se, ahora que lo pienso, a mi también me da risa 🤣, pero eso pensé en ese momento, luego encontré a Yann Lara y a Bruno Orozco y fue cuando aterrice, ver vídeos en Youtube no me ayudarían en nada en una pelea.

¿Como encontré la escuela ideal?

Me puse a investigar sobre escuelas de artes marciales, en ese momento realmente no me interesaba si fuera de Karate, Tae kwon do, Kick Boxing, Muay Thai o lo que fuera, me interesaba solamente entrar y practicar.

Fue cuando encontré un vídeo de Nimrod, en el cual habla sobre la elección de una buena escuela y el arte marcial correcto, en el mencionaba que realmente no importa el arte que practiques si no la escuela y el maestro, puedes practicar cualquier arte o disciplina, si el maestro es bueno, tu seras bueno.

Para esto déjame te pongo un poco en contexto, yo ya antes había practicado Karate durante 9 años y Kick Boxing 1 año mas o menos, entonces mi idea era regresar a Karate y retomar desde donde me quede, pero sentía que no era una disciplina tan completa, obviamente mi percepción cambio después de ver el vídeo de Nimrod.

Continué buscando una escuela y encontré una de artes marciales mixtas muy cerca de mi casa, en esa escuela practicaban unos amigos que viven cerca de mi casa también, era buenos peleadores y demás, pero en si yo no entendía con certeza de que disciplina practican allí.

Decidí ir hasta el lugar y preguntar.

¿A que hora te parten la cara Angel? ¡Ya dinos!

Cuando llegue iba con mi esposa, llegamos pedimos todos los informes y decidimos entrar, pagamos la mensualidad e iniciamos de inmediato al día siguiente, la primer clase.

Fue la peor clase que tome en toda mi vida.

El profesor nos dejo a cargo de uno de sus alumnos mas avanzados, y no tuvo piedad de nosotros, nos puso ejercicios como para no regresar nunca más, pero aun así fuimos valientes y regresamos al siguiente día y así constante.

Pensamos que nos habíamos metido en un problemon, pero aun así seguimos, compramos guantes, bucales, aprendimos a vendarnos, fuimos constantes, entrenábamos con ganas.

Ya viene lo bueno

Casi todos los días después de entrenar un poco de técnica, hacíamos sparring con algunos compañeros, luego de terminar con uno rolábamos, en rounds de 5 minutos.

Aquí fue cuando descubrí en que lio me había metido 😆, se me ocurrió hacer sparring con uno de los mas avanzados, ya ni te cuento, me dio una paliza, yo solo alcanzaba a taparme con los brazos ya que ni hacerme para atrás me daba tiempo.

sparrng

Me llovieron golpes por todos lados, puñetazos, patadas y yo apenas podía tirar alguno que otro golpe que daba al aire, ni siquiera atinaba a mi adversario, en fin fue muy divertido y liberador.

Después hice sparring con otro chavo que por que tenia entendido llevaba apenas unas semanas entrenando, empezamos muy normal, como dos novatos, golpe tras golpe y patada tras patada, me sentía de alguna manera tranquilo por aquel joven también era novato, menuda mentira en la vivía, aquel joven de pronto empezó a querer golpearme como si me odiara, cosa que yo jamas me esperaba, termine todo golpeado por dos personas, una con experiencia y otra que apenas empezaba.

Estos sparring me abrieron los ojos en muchos sentidos.

Descubrí que cualquier persona podía golpearme y yo apenas podría tirar unos cuantos golpes que seguro no harían ningún tipo de daño.

Si en algún momento necesitaba defenderme, no iba a poder hacerlo.

Si necesitaba defender el honor de mi mujer o el mio, ¿Como demonios lo haría?, se escucha muy romántico, pero asi es jaja

Muchas cosas vinieron a mi mente, fue cuando aterrice aun mas firme, me di cuenta que realmente necesitaba saber algún arte marcial o disciplina y no iba a aprender de Youtube, continué las clases de artes marciales mixtas, con muchos altibajos, muchos sparring dolorosos, muchas lesiones por golpes mal implementados, pero cada ves vas perdiendo el miedo, aumenta la confianza en muchos sentidos, mi apariencia física mejoro muchísimo.

¿Que nos deja todo esto?

Cuando mi esposa y yo comenzamos a entrenar Arte marciales mixtas y los familiares y amigos se enteraron, comenzaron “las burlas”, el típico –No me vayas a pegar, o el –aguas por que ya sabe pelear” y típicos comentarios que se realizan.

La explicación a esto en sencilla, no entienden la diferencia entre saber defenderse y ser un provocador, durante 9 años practique la filosofía de Karate, la cual no es mas que aprender a controlarse a uno mismo, emociones positivas y negativas, usarlas en bien y nada mas. Las artes marciales mixtas no son diferentes ni deberían enseñar una filosofía diferente, ya que son una practica dura, los entrenamientos son duros, intensos, las técnicas no son sencillas, no cualquiera las sabe, ni cualquiera puede defenderse de estas.

El practicar una disciplina o arte marcial, no es razón para buscar un pleito o comportarse como idiota a ver con quien te peleas, es hacer exactamente lo contrario, evitar las peleas al mínimo, pues se supone ya aprendiste a controlarte, tu ya conoces las lesiones que conlleva, puede un mal golpe dejarte mal de la cabeza, puedes quebrarte un hueso, pero deja todo, eso es algo mínimo, puedes matar a alguien, ¿por que eso seria peor que morir tu?, vas a la cárcel, y estoy seguro que una ves dentro hubieras preferido estar muerto.

¿Soy un extremo?

pelea callejera
Observa que buen gancho le plantaron a este. 😆

Imagina que si lo soy, pero las probabilidades son infinitas, andas en la calle, en el camión, en el trabajo, en la escuela, encuentras a alguien en un mal momento, por una o por otra cosa se arma una riña, tu solo tienes dos opciones para usar correctamente lo que sabes y evitar un problema mayúsculo:

O evitas la bronca.

O la terminas rápido.

Orgullosamente puedo decir que encontré un buen profesor de MMA, que practica una linea de pensamiento similar a la mía.

Actualmente apenas soy cinta amarilla, falta mucho camino por recorrer, muchos golpes y experiencias, que seguiré plasmando aquí.

Así que no te equivoques como yo cuando entre pensando que las MMA seria para pelearme en algún lugar, en los XV años de la Fabys, o el la Boda de la Karla, fui a que me rompieran el hocico para aprender que las artes marciales ya sea que tu las practiques o que alguien allegado a ti las practique, no son motivo para buscar un pleito, son un conocimiento que solo se debe utilzar a modo de defensa, son un escalón de crecimiento personal.

Me presento:

Suscribete al blog

No olvides dar clic a la campanita que esta abajo a la derecha para suscribirte a blog y recibir una notificación cada que suba un nuevo articulo. Si ya estas suscrito, MUCHAS GRACIAS!

👽 ¿Te gusto este post? 😁

Promedio / 5. Votos:

Ahora siguenos en Redes Sociales!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

También te puede interesar

Coméntanos tu opinión.